Cuando se habla sobre sostenibilidad, generalmente asociamos el término con el medio ambiente y cómo hacer un uso responsable de los recursos. Sin embargo, se trata de un concepto mucho más amplio que involucra también aspectos sociales, financieros y de gestión en las compañías.

En un mundo cada vez más globalizado cada día se crean nuevas empresas, lo que ha generado grandes beneficios, pero también grandes problemáticas como podrían ser el abuso de poder, la falta de responsabilidad empresarial, problemas ambientales, entre otros. Es por esto que se vuelve necesario tener parámetros que midan el correcto funcionamiento de las empresas en todos sus niveles.

Existen diversas herramientas que nos permiten auditar y evaluar las prácticas empresariales en sus diferentes niveles y que nos pueden indicar la situación actual y a través del tiempo de la empresa, por ejemplo, el Compliance o los sistemas de gestión empresarial que buscan dar cumplimiento a códigos de ética propios, los rankings empresariales y los índices bursátiles.

Un índice bursátil es una referencia numérica que se forma con un conjunto de valores cotizados en una bolsa de valores, seleccionados con unos criterios más o menos objetivos y a los que se les asigna un mayor o menor peso en función de unos parámetros económicos determinados.

Existen diferentes tipos de índices en función de lo que miden y del lugar en el que operan, algunos sirven para representar la evolución de las empresas de un país, de un determinado sector de la economía, de un tipo de activo financiero o incluso el comportamiento ético y sostenible de las empresas.

El Dow Jones Sustainability Index (DJSI) fue creado en 1999 derivado de la necesidad y creencia de que los análisis financieros están incompletos si no se cuenta con información adicional sobre sostenibilidad y ante el escenario de que pocas empresas proporcionaban información en cuanto a su desempeño social y ambiental. Por esta razón en 1995 se creó Robeco Sustainable Asset Management (RobecoSAM) uno de los primeros administradores de activos enfocado exclusivamente en inversiones sostenibles que desarrollaron una metodología que asegura la confiabilidad de sus datos con base en factores ambientales, sociales y de buen gobierno corporativo de largo plazo. Para lograr que las empresas más importantes del mundo proporcionaran voluntariamente información corporativa se asociaron con el indicador principal de la Bolsa de Nueva York, Dow Jones dando lugar a los Índices de Sostenibilidad Dow Jones hoy operados por una asociación estratégica entre Dow Jones Indices y RobecoSAM que ha transformado radicalmente el escenario de inversiones sostenibles, convirtiéndose en punto de referencia para los inversores que valoran crecientemente las prácticas comerciales sostenibles como claves para generar valor a largo plazo.

Evidentemente este no es el único índice de su tipo, pero sí fue el primero y es en la actualidad el más prestigioso. Otro índice de sostenibilidad importante es el FTSE 4 Good Index que engloba a las empresas que cumplen con tres requisitos: medioambiental, social y de buena relación con sus grupos de interés; defensa y apoyo de los derechos humanos y buenas prácticas en su cadena de aprovisionamiento y su política anticorrupción.


¿Qué es y cómo se integra?

Podemos decir que el DJSI es un conjunto de varios índices de sostenibilidad en el que se incluyen a las compañías que tienen un alto desempeño en tres ámbitos principales: económico, social y ambiental.

Para que estas compañías puedan formar parte de este índice tienen que cumplir varios requisitos, el primero y más importante es que deben cotizar en bolsa, aunque por sí mismo esto no es suficiente, además deben tener una capitalización bursátil flotante superior al mínimo que fija RobecoSAM y finalmente deben lograr un determinado puntaje tras una evaluación profunda que sitúe a la empresa en el top 10 de la industria que representa.

El factor clave en la selección de las compañías que formarán parte del DJSI es el Total Sustainability Score (TSS - Puntaje de Sostenibilidad Total) que se calcula anualmente bajo la Corporate Sustainability Assessment (CSA - Evaluación de Sustentabilidad Corporativa), que comienza en marzo y culmina en septiembre.

  • Metodología

Lo primero que se hace es definir a las empresas a las que se invita a participar en el CSA (el “Universo Invitado”); esta invitación se hace tomando en consideración a las compañías más grandes de acuerdo con su capitalización de mercado de ajuste flotante dentro del IMC Global, además su capitalización al final del año anterior deberá estar por encima de un valor predefinido por el DJSI.

Posteriormente se eligen a las empresas que serán efectivamente valoradas (“Universo Evaluado”), esta elección se hace conforme a varias reglas, por ejemplo, que las empresas quieran participar en el proceso, que logren un total de capitalización de mercado de acuerdo con los valores predefinidos por el DJSI que serán distintos por regiones y por tipo de industria y que completen el Cuestionario CSA.

Finalmente se eligen a las compañías que formarán parte del DJSI (“Universo Elegible”), para ello se descalifican a las compañías del Universo Evaluado que tengan un TSS menor del 40% del TSS de la empresa con mayor puntuación del Universo Evaluado, pero se tienen que asegurar de que existan suficientes compañías (al menos una) con un TSS suficiente dentro de cada industria

  • Subíndices

Como ya lo mencionamos el DJSI está conformado por un grupo de diversos índices de sostenibilidad que se segmentan por zonas geográficas, aunque se desarrolla la misma metodología, los parámetros de medición cambian en función del desarrollo económico e industrial del territorio.

Por esta razón, los puntos geográficos de referencia se dividen en tres grandes grupos que a su vez se desglosan en índices más específicos, quedando de la siguiente manera:

1. DJSI World (DJSI Mundo)

  • Dow Jones Sustainability World (comprende las 2,500 empresas más grandes del mercado de acuerdo con el índice S&P Broad Market Index)
  • Dow Jones Sustainability World Enlarged (Mundo Ampliado)
  • Dow Jones Sustainability Emerging Markets (comprende las 800 empresas más grandes de los Mercados Emergentes de acuerdo con el índice S&P Broad Market, incluye a Sudáfrica, Brasil, Colombia, Tailandia, México, Chile, Taiwán, China, Turquía, Filipinas, India, Malasia, Emiratos Árabes y Rusia)

2. DJSI Regions (DJSI Regiones)

  • Dow Jones Sustainability Asia/Pacific (comprende las 600 empresas más grandes del mercado de Asia/Pacífico de acuerdo con el índice S&P Broad Market, incluye a Japón, Australia, Hong Kong, Singapur, República de Corea y Nueva Zelanda)
  • Dow Jones Sustainability Europe (comprende las 600 empresas más grandes del mercado europeo de acuerdo con el índice S&P Broad Market, incluye a Reino Unido, Suecia, Países Bajos, Noruega, España, Francia, Irlanda, Alemania, Italia, Suiza, Portugal, Finlandia, Bélgica y Dinamarca)
  • Dow Jones Sustainability North America (comprende las 600 empresas más grandes del mercado de Estados Unidos y Canadá de acuerdo con el índice S&P Broad Market)
  • Dow Jones Sustainability MILA (Comprende las empresas más grandes del Mercado Integrado Latino Americano que incluye a Colombia, Chile, México y Perú, de acuerdo con el índice S&P Broad Market)

3. DJSI Countries (Países)

  • Dow Jones Sustainability Australia
  • Dow Jones Sustainability Canada Select 25 (Grupo Selecto de 25 Canadá)
  • Dow Jones Sustainability Korea (Corea)
  • Dow Jones Sustainability Korea Capped 25 (Grupo Limitado a 25 Corea)
  • Dow Jones Sustainability Chile


Criterios de evaluación

Para formar parte del DJSI el criterio financiero es fundamental, sin embargo, también se toman en cuenta factores extra financieros que generen valor a largo plazo para los accionistas. De esta forma la evaluación CSA ayuda a identificar a las mejores compañías que estén preparadas para reconocer y responder de la mejor manera ante emergencias, oportunidades y desafíos de sostenibilidad.

El punto de partida para realizar la evaluación corporativa es el cuestionario CSA que se enfoca en tres dimensiones relevantes que se basan en los principales desafíos de sostenibilidad global. De acuerdo con RobecoSAM las dimensiones representan el 40-50% de la evaluación dependiendo de la industria. La parte restante está compuesta por los riesgos y oportunidades específicos de la industria que se está evaluando, esto permite que la evaluación CSA pueda comparar empresas pares y así identificar los líderes en sostenibilidad. Por ejemplo, la respuesta al cambio climático no se puede calificar igual entre una manufacturera y un banco, por lo tanto, para industrias con cadenas de suministro y logística complejas la evaluación CSA se centra en calificar cómo se gestionan las emisiones de carbono, mientras que para proveedores de servicios financieros se evalúa si estas empresas abordan de algún modo en sus productos el problema del cambio climático.

Todas las empresas independientemente de su mercado, industria y grupo geográfico al que pertenezcan deben cumplir satisfactoriamente con las tres dimensiones siguientes:

1. Dimensión Económica: Se evalúan cuestiones como políticas y medidas contra la delincuencia, existencia de códigos de conducta, conformación de gobierno corporativo, gestión de clientes, estabilidad financiera, seguridad de la información, ciberseguridad, gestión de innovación, oportunidades de mercado, buenas prácticas de marketing, calidad de productos, gestión de riesgos y crisis empresarial, gestión de la cadena de suministro de la industria, la estrategia fiscal, política de protección de privacidad de datos y su influencia política.

2. Dimensión Ambiental: Evalúa criterios que incluyen un informe ambiental general, ecoeficiencia operativa, estrategia climática, política ambiental específica de la industria, política de biodiversidad, generación de electricidad y riesgos relacionados con el manejo del agua.

3. Dimensión Social: Se toman en cuenta para la evaluación indicadores de prácticas laborales, respeto a los derechos humanos, desarrollo del capital humano, atracción y retención de talento, filantropía de la empresa, salud y seguridad ocupacional, inclusión financiera y estrategias para mejorar el acceso a la salud y a los medicamentos.


Resultados 2019

De acuerdo con la metodología del DJSI y tal y como lo mencionamos con anterioridad, el proceso de evaluación comienza en marzo, dando a conocer los resultados en septiembre del mismo año.

En la última edición 3,519 compañías conformaron el Universo Invitado, de las cuales 808 forman parte del Mercado Emergente, 90 de las cuales del DJSI Chile y 190 de DJSI MILA (mercado integrado latinoamericano). El total del Universo Evaluado (compañías efectivamente analizadas) lo conformaron 2,296 compañías y solamente 1,166 lograron completar el cuestionario CSA.

Cada año la evaluación CSA mejora continuamente para identificar y medir factores poco investigados y así detectar mejor a aquellas empresas que estén bien posicionadas para abordar futuros desafíos y oportunidades en materia de sostenibilidad que pudieran tener un impacto financiero importante.

Los criterios de evaluación que evolucionaron y mejoraron en 2019 fueron los siguientes:

  • Seguridad de la información, seguridad cibernética y disponibilidad del sistema: se enfoca en que tan bien las empresas están preparadas para evitar brechas de seguridad y si pueden reaccionar adecuadamente en caso de un ataque cibernético; también se evalúa la reacción de las empresas si se enfrentaron a incidentes relacionados con ataques cibernéticos.
  • Políticas de Privacidad: obtendrán mayor puntuación aquellas empresas que divulgan públicamente sus medidas, procedimientos y políticas para la protección de datos y privacidad de usuarios.
  • Sostenibilidad Financiera: aplica a compañías de servicios financieros, banca y aseguradoras respecto a los productos financieros que ofrecen en particular.
  • Energía: criterio aplicable a industrias de gas y petróleo que evalúa la capacidad de transformar su modelo de negocio en la reducción de su dependencia de combustibles fósiles hacia energías sostenibles.
  • Abastecimiento de Materias Primas: aborda de mejor manera la obtención de materias primas agrícolas, así como de certificados de sostenibilidad.
  • Salario Digno: un nuevo criterio que se introduce para 2019 debido al creciente porcentaje de mano de obra con bajos salarios en diversas compañías. Este criterio tiene como objetivo revisar si la empresa adopta una metodología que garantice salarios dignos a sus empleados, proveedores, contratistas y franquiciados. Adicionalmente que exista una menor exposición a problemas laborales y riesgos reputacionales, mayor productividad y capacidad para atraer y retener talento.

Haciendo un análisis de las 318 empresas líderes del DJSI (edición 2019) a nivel mundial destacamos lo siguiente:

  • Tres empresas españolas son líderes en su sector, el Banco Santander (banca) que poco a poco ha ido escalando posiciones pues en el 2015 estuvo en onceavo lugar y en el 2018 en tercero. Ferrovial (construcción e ingeniería) y Naturgy Energy Group (servicios de gas).
  • La única empresa latinoamericana que aparece en la lista como líder en su industria es la colombiana Grupo Argos (materiales de construcción), reconocida así por tercer año consecutivo.
  • Una de las compañías evaluadas por primera vez obtuvo la mayor puntuación en su sector Alphabet Inc (medios y servicios de entretenimiento) que tiene como principal filial a Google.
  • Fueron eliminadas tres empresas que habían sido parte del índice por décadas Citigroup, Shell (que desde 2010 ha tenido problemas por su manejo de la compañía en Nigeria) y 3M.
  • En la industria de textiles, prendas de vestir y artículos de lujo la empresa Moncler es líder del sector, quien fue evaluada por primera vez obteniendo la calificación más alta.


Latinoamérica

DJSI Mercado Integrado Latino Americano (MILA) es el primer índice regional de su tipo que mide el desempeño de compañías chilenas, colombianas, mexicanas y peruanas consideradas líderes en cuanto a los criterios económicos, ambientales y sociales. En 2019, 55 compañías integraron este índice, 25 chilenas, 17 mexicanas, 8 colombianas y 5 peruanas.

Las tres primeras empresas que obtuvieron la mejor puntuación son las mexicanas Fomento Económico Mexicano (productos básicos de consumo), América Móvil (servicios de comunicación) y Grupo Financiero Banorte (servicios financieros).

Sin embargo, dentro del grupo de DJSI Mercados Emergentes, Colombia y Brasil se mantienen como pioneros en materia de sostenibilidad de la región.

Cabe destacar que Chile tiene su propio índice, DJSI Chile cuya versión debutó en 2015 con 12 empresas locales, en la actualidad hay 31 empresas chilenas que compiten con las mejores del mundo en términos de sostenibilidad, por ejemplo, Falabella se consolida como uno de los primeros cuatro retailers más sostenibles del mundo (DJSI World), LATAM ocupa el tercer lugar en la categoría de las aerolíneas más sostenibles del mundo, además de ser la única aerolínea de América.

Como hemos visto cada vez más las compañías que se administran con estándares ambientales, de gobierno corporativo y de alta relación con la comunidad, son potencialmente más atractivas para los inversionistas en el mediano y largo plazo. Por lo que es recomendable y necesario que las compañías incorporen la sostenibilidad en su sistema de gestión corporativo, desde la planificación estratégica hasta la implementación de acciones específicas en los ámbitos social, ambiental y económico. Si bien convertirte en una empresa top y alcanzar el DJSI podría parecer muy lejano, puedes empezar desde ya a alinear tus acciones y valores con los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la agenda 2030, promulgados por la ONU.

...

Angélica es mexicana, tiene un máster en Derecho de Tecnologías de la Información, Redes Sociales y Propiedad Intelectual, en ESADE Business & Law School. Actualmente trabaja en el desarrollo de una startup y en su proyecto "un pedacito de corazón", un proyecto social que tiene como fin dar a conocer y vender el trabajo de comunidades indígenas mexicanas.