PREDICCIONES EN MODA SOSTENIBLE 2020

Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp

Las tendencias y pronósticos para este año, van de la mano con el inicio de la década de la acción climática, que requiere con urgencia que todos los sectores del mundo construyan esfuerzos individuales y colectivos para revertir el cambio climático.

Las tendencias y pronósticos para este año, van de la mano con el inicio de la década de la acción climática, que requiere con urgencia que todos los sectores del mundo construyan esfuerzos individuales y colectivos para revertir el cambio climático y minimizar sus graves consecuencias…

Este artículo es para Miembros de la Tribu.

Estás a solo un clic de registrarte y ser parte de la Tribu.

El 2019 estuvo cargado de mucha información, cambios y situaciones que marcaron un precedente para lo que sería el 2020.

Las tendencias y pronósticos para este año, van de la mano con el inicio de la década de la acción climática, que requiere con urgencia que todos los sectores del mundo construyan esfuerzos individuales y colectivos para revertir el cambio climático y minimizar sus graves consecuencias. Iniciamos el año con un sentimiento de pesimismo frente a lo que se puede hacer y lo que se hará en temas ambientales, por eso, hasta la línea de colores determinados por Pantone y la WGSN están relacionados directamente con la naturaleza y lo que ella implica.

Las tendencias vuelven a los 90’s y los 2000’s como una forma de añoranza y rescate de otros tiempo mejores y se articulan con una larga lista de acciones equilibradas que permitirán a mediano y largo plazo generar impactos positivos en las 4 agendas de la sostenibilidad: ambiental, social, económica y cultural. Claramente se establecen 3 macrotendencias que corresponden a Designing emotion: humanidad en la era digital; empower up: empoderando inclusividad y ética y el code create: reescribir los códigos de la creatividad y con lo que se busca re-pensar la forma en que se está diseñando.

Los jeans todavía conservan un sello individual aunque se compre en tiendas y se convirtió en un uniforme individual -una contradicción- que aún funciona hoy en día”.

Paul Trynka, periodista británico

En tema de materiales se imponen con fuerza las fibras naturales menos trabajadas en la industria como el tencel (46% en las búsquedas digitales 2019), el econyl (102%), el algodón orgánico (52%), el bambú y el cáñamo, que bajo estándares de certificación y responsabilidad ambiental y social en cada uno de los pasos que comprende su producción, serán los grandes aciertos de las marcas junto a otras propuestas con materiales menos convencionales que en su desarrollo innovador solucionan problemas sociales y generan valor a su cadena productiva.

Por otro lado, la tasa de crecimiento en la industria de la moda low cost sigue siendo significativamente alta y aunque muchas marcas de gran envergadura han incluido líneas y acciones sostenibles, éstas aún son mínimas para lograr el equilibrio que necesitamos. Por eso, la gran apuesta durante este año es la inclusión de la circularidad, como máxima de trabajo en el desarrollo de productos; hablar de “cradle to cradle” dejará de ser una tendencia para convertirse en una realidad y poco a poco los productos empezarán a ser reemplazados por los servicios de distintas índoles, como la venta de ropa de lujo de segunda mano, que tuvo un crecimiento en búsquedas digitales del 255% comparadas con el año 2018.

El consumidor ya no busca comprar por comprar, ahora entra una nueva categoría de consumo, donde la veracidad y la transparencia de los procesos estarán a la orden del día y será exigida por quienes están al otro lado de la vitrina: para el 75% de los compradores, la sostenibilidad es sumamente importante en la industria.

Sin embargo la cifra de consumo basada en sostenibilidad aún permanecen por debajo de la media (7%), la tasa de representatividad más alta, está relacionada con la calidad de los productos a la hora de hacer efectiva dicha compra (23%), por eso una de las tareas más importantes de las marcas es la de educar a su consumidor a partir de estrategias de marketing y visibilización coherentes, que expongan claramente su proceso y comuniquen de forma asertiva y verídica lo que hacen.

La cifra de consumo basada en sostenibilidad aún permanecen por debajo de la media (7%) y la tasa de representatividad más alta, está relacionada con la calidad de los productos a la hora de hacer efectiva dicha compra (23%).

Sólo las marcas que realmente cambien sus modelos productivos y sean transparentes, permanecerán en un mercado que advierte grandes y radicales cambios para los años venideros".

BOF

El greenwashing fue una de las grandes tendencias durante el 2019 y lo será durante todo el 2020 también, por eso, el CEO Agenda ha concentrado sus saberes en comunicar cuál debería ser la mirada de las marcas que hacen parte del sector moda, y priorizar sus acciones, de acuerdo a las necesidades locales y globales. Para eso, diseñaron un paralelo de las cosas urgentes y las importantes en las que debemos centrar la mirada y dejar de un lado la tergiversación de conceptos y situaciones para ser parte del mercado. Está claro, sólo las marcas que realmente cambien sus modelos productivos y sean transparentes, permanecerán en un mercado que advierte grandes y radicales cambios para los años venideros.

Finalmente, la pregunta que ronda entre los CEO’s de diferentes empresas es What’s next? y ante eso, basados en el reporte presentado por Mackenzie y The Business of Fashion (BOF), debemos consolidar otras miradas frente al mercado actual para poder establecer alianzas y sinergias colaborativas entre distintas industrias. Para eso debemos enfocarnos en nuevos mercados como India, Sudeste de Asia, Rusia y Oriente Medio y empezar a establecer formas de competir con Asia, como principal mercado retador fronterizo en el mundo.

Revolucionar materiales, sostener y circular procesos de producción, convertir a los proveedores en nuestros principales partners y conocer sus condiciones de siembra, cosecha, hilado, etc, marcarán una pauta diferenciadora entre la sostenibilidad y el greenwashing.

Además la implementación de herramientas de medición de factores ambientales, será clave para responder a la trazabilidad que hoy hace parte de las cosas urgentes a implementar según el informe del Global Fashion Agenda para rediseñar los actuales modelos de negocio en la industria de la moda.

Responses

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

También te recomendamos:

Artículo
Diana Gomez

¿ES LA MODA SOSTENIBLE UN LUJO?

Cuando me dijeron que escribiera sobre el tema, tenía claro que la idea era tratar de corregir la noción de que la sostenibilidad sólo está disponible para una minoría privilegiada.

Read More »